oceano-azul
Malestar emprendedor: ¿parálisis o acción? Encuentra tu océano azul.
29 de marzo de 2018
ciclo de vida del cliente
Cómo aprovechar las fases del ciclo de vida del cliente y ofrecerles lo que necesitan en cada momento
18 de abril de 2018
Mostrar todo

Cómo dirigir un negocio online: conviértete en empresario y supera el autoempleo

dirigir un negocio

A lo largo de mi trayectoria profesional me he encontrado con muchas personas que han creado su propio empleo y han construido su propio negocio. Para ello, uno de los primeros pasos necesario es darte de alta como autónomo. Hay que hacerlo, evidentemente; pero una cosa es ser autónomo y otra es tener mentalidad de autónomo. Y la segunda limita la capacidad de dirigir un negocio.

La diferencia entre ambos planteamientos es que si quieres progresar, tienes que pensar en dirigir un negocio, no en ser autónomo. Y este es el error en el que caen muchos: acaban siendo autoempleados y no desarrollan mentalidad de empresario. Sin embargo, esta es la vía para salir de la rueda de hámster en la que te encuentras y poder disfrutar de tu negocio sin perder calidad de vida. ¿Parece misión imposible? Voy a demostrarte que no lo es. ¿Me acompañas?

Los 4 fallos principales que cometen los autónomos y no les permiten dirigir un negocio

Cuando piensas en el trabajo de tus sueños, te parece todo fantástico y maravilloso. Generalmente no te haces a la idea de que todo deja de ser tan bonito cuando empiezan a llegar los clientes.

Además, no solo buscas tener clientes, sino también tener beneficios, conseguir una buena rentabilidad y que tu negocio escale posiciones. Esto es difícil principalmente por una serie de errores que cometes como autónomo y que están impidiendo que tu negocio crezca.

1. Pretendes ser el hombre/mujer orquesta

Cuando tienes clientes y empiezas a facturar es cuando realmente te das cuenta de todo el trabajo y esfuerzo que supone dirigir un negocio. Y se te viene el mundo encima.

No solo tienes que dar servicios a tus clientes. También tienes que encargarte de las tareas administrativas, fiscales y acciones de marketing. Esto como mínimo.

Estás solo ante el peligro, todo depende de ti y es posible que sufras estrés. Y en este punto es cuando muchos emprendedores empiezan a pensar que ese trabajo de sus sueños no es el arcoíris de ilusión y fantasía que habías imaginado.

Para dirigir un negocio hay que currar. Y mucho. Sobre todo si tienes mentalidad de autoempleado y no de empresario.

Aunque sobre ti recaiga la última responsabilidad de lo que ocurre en tu negocio porque eres quien está al frente, esto no significa que todas las tareas debas realizarlas tú.

Para dirigir un negocio con éxito, deberías delegar las acciones y áreas en las que no eres imprescindible y dedicar la mayor parte de tu tiempo a tareas estratégicas que de verdad generan resultados.

Por ejemplo, la gestión del email, los temas financieros, las redes sociales o la creación de nuevos contenidos para tu blog es algo que puedes delegar en otros profesionales para que tú puedas enfocarte a tareas de alto nivel, como el desarrollo de nuevos servicios, la planificación comercial del próximo trimestre o el diseño de nuevas estrategias.

2. Tiras tus precios

Cuando tienes poca experiencia poniendo precio a tus servicios, tiendes a pensar que los precios que están pidiendo otros emprendedores son exagerados, sobre todo cuando permites que el síndrome del impostor ataque con fuerza.

Entonces parece lógico establecer precios bajos; así puedes llegar a las personas que no se pueden permitir los precios del resto.

Sinceramente, la realidad es que bajar los precios y posicionarte en un mercado de precios medio-bajos (o bajos) no tiene más que consecuencias negativas.

En primer lugar, trabajas muchísimas horas y apenas consigues beneficios. Y, en segundo lugar, solo consigues atraer clientes tóxicos que no valoran tu trabajo.

Ten en cuenta que has de diseñar tus servicios y establecer tus precios pensando en tu cliente ideal. No puedes gustar a todo el mundo.

crear un negocio online

3. No prestas atención a tu productividad

Es cierto que cuando te autoempleas tienes más libertad, pero eso también puede atentar contra tu productividad.

Debes estar atento a las interrupciones. ¿Has medido alguna vez cuánto te cuesta dar un determinado servicio a un cliente? Esto te servirá para poner precios más ajustado a lo que vale tu trabajo.

Otro de los enemigos de la productividad es el famoso Do It Yourself (DIY). Muchos emprendedores caen en esto y así es como empiezan a diseñarse sus propias webs cuando no son expertos en ello. Pongo el ejemplo del diseño web porque requiere conocimientos técnicos nada fáciles de dominar para un principiante.

En consecuencia, el resultado es peor que si lo hubiera hecho un profesional. Podrías haber invertido ese tiempo en tareas de tu especialidad o en tratar de conseguir más clientes.

El tiempo es oro y tu activo más preciado: ¡piensa bien cómo lo gastas! 😉

4. No tienes una hoja de ruta

Está claro que quieres ir a más, pero, ¿cómo? Lo que hacen muchos autónomos para intentar dar una salida a esto es leer libros y blogs. O incluso ven vídeos de YouTube de otros emprendedores de éxito en los que dan consejos. Esto está muy bien, pero no es suficiente porque no se enfoca de la manera correcta.

Generalmente lo que consiguen los autónomos consumiendo tantos contenidos es infoxicarse. Consumen mucha información pero no saben cómo ponerla en práctica.

Y es que realmente no toda esa información que te has tragado es para ti.

Los contenidos muestran un montón de estrategias y tú ya sabes que, como estás solo, probablemente no tengas tiempo de implementarlas todas. Aunque quieras realizarlas todas, ¿cómo y cuándo lo vas a hacer?

Surgen demasiadas dudas que nadie te resuelve y finalmente no haces nada o lo que haces no tiene orden ni control.

Las 3 acciones imprescindibles para crear y dirigir un negocio rentable

¿Quieres salir de ese callejón sin salida que impide que tu negocio crezca? Sigue leyendo y verás cómo exprimir tu potencial.

Delega las tareas en las que no eres experto

Este es uno de los aspectos que más cuesta. En un negocio hay muchas tareas que hacer y no es necesario que tú realices todas. Hay algunas de las que tienes que encargarte sí o sí, pero no cada una de ellas.

Uno de los ejemplos más claros es el que antes he mencionado del diseño web. No hay comparación entre una web hecha por un profesional y otra realizada por alguien que no domina la materia. Por ello ten en cuenta que si quieres que te compren tienes que mostrar una imagen lo más profesional posible.

Pero vamos un paso más allá. Incluso si el diseño web te gusta y se te da bien, ¿crees que debes ser tú personalmente quien se encargue de ello? Ni mucho menos. Ese tiempo puedes dedicarlo a tareas más relevantes y estratégicas.

Ocurre lo mismo con la creación de contenidos, la administración, la atención al cliente, la facturación…

Son tareas necesarias, pero que pueden hacer otras personas por ti. Y por ello no eres peor profesional o un impostor. Simplemente, estás desarrollando mentalidad de empresario y comenzando a dirigir un negocio como es debido.

Haz que tus servicios no dependan solo de ti

El gran problema de muchos autónomos es que la marcha de su negocio depende solo de ellos. De aquí la famosa frase que dice que los autónomos no pueden ponerse enfermos. Esto sobre todo es grave cuando los servicios los das solo tú, porque si un día no trabajas, no facturas. Si un mes te surge algún imprevisto que requiere tu atención, bajan los ingresos.

Por eso, es necesario contar con colaboradores capaces de hacer lo mismo que tú haces. Ten en cuenta que, antes de trabajar con un colaborador, debes darle una guía para que sea capaz de reproducir exactamente lo que tú haces y lo haga con éxito.

negocio rentable

Contrata un mentor

Te voy a dar unos datos numéricos que quizá te suenen.

  • La mayoría de los negocios que se inician no superan el primer año de vida.
  • El 80% de los negocios mueren antes de cumplir los 3 años.
  • El 70% de los negocios que contratan los servicios de un mentor sobreviven el doble de tiempo que los que no trabajan con mentores.

Actualmente hay muchas aceleradoras de startups que cuentan con mentores. Por algo será, ¿no crees? 😉

Además, como te explicaba más arriba, uno de los principales problemas de los autónomos es que no tienen una hoja de ruta y van como pollos sin cabeza: sin saber muy bien dónde van ni cómo llegar a su destino incierto.

Por esta razón he creado mi servicio de mentoría para negocios online. Hay muchos autónomos que trabajan demasiadas horas, sus resultados no mejoran y no saben por dónde tirar para cumplir de verdad su sueño de vivir haciendo lo que de verdad les gusta sin tener que sacrificar su vida personal.

Te ayudo a desinfoxicarte, analizar tu negocio y diseñar para ti una estrategia personalizada. Yo te llevaré de la mano en todos tus pasos e iremos cumpliendo los objetivos para que dejes de ser un autónomo y pases a dirigir tu propio negocio.

¿Sabes cómo dirigir un negocio o te cuesta desarrollar mentalidad de empresario?

¿Eres un autónomo estresado al que se le acumula el trabajo? ¿O ya has conseguido dar el salto a dirigir un negocio online rentable y tienes la vida que deseas? En todo caso te espero en los comentarios para conocer tu experiencia y seguir debatiendo sobre cómo dirigir un negocio.

Gloria Martínez
Soy Business & Marketing Trainer y te ayudo a construir un negocio que funcione (ya sea online o tradicional). Trabajo con profesionales y microempresas que quieren crear o transformar su negocio para enfocarse en la alta rentabilidad y generar más beneficios. No solo trabajo desde la perspectiva de las ventas y la captación de clientes sino a través de estrategias inteligentes de reactivación y fidelización de clientes.

Deja un comentario

Al enviarnos tu comentario, aceptas de forma implícita nuestra política de privacidad. Los datos que proporciones para enviarlo (tu nombre y email), serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Gestió de Missatges Multicanal SL, propietario del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en nuestra Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This

Share this post with your friends!